LOS NIÑOS DE LAS ESCUELAS MONTESSORI ¿SE “ADAPTAN” AL MUNDO REAL?

LOS NIÑOS DE LAS ESCUELAS MONTESSORI, SE “ADAPTAN” AL MUNDO REAL?

Paola Minetti
Psicóloga
Especialista en Pedagogía Montessori

Y si no continúa estudiando en una escuela Montessori… ¿se adapta al mundo real?

Esta es, la pregunta del millón. Recurrente, casi sin excepción, en todos mis talleres.

Montessori no es un mundo paralelo, que muestra una forma de vida inexistente. Más bien, diría yo, todo lo contrario…

Montessori es, “la vida misma”. Sigue la naturaleza de la infancia y esto es señores, lo revolucionario.

El modelo prusiano de educación, nos corre casi casi por las venas. Lo asumimos tan naturalmente, que ni cuestionamos el peso que nos genera atravesarlo.

Nos cuesta aceptar, por ejemplo, la necesidad de movimiento en la infancia como aspecto fundamental para el desarrollo y el aprendizaje.

Lo importante sí, es, sin más, brindar herramientas emocionales válidas de resolución de conflictos. En este punto, justo aquí, la pedagogía Montessori nos sostiene.

¿Por qué? Porque hace eje en un acompañamiento no punitivo ni tampoco represor y ofrece ya desde su currículum un espacio impostergable para la gestión de las emociones.

Si un niñ@ “no se adapta” (con todo lo cuestionable que es este término) a otra escuela o a otros espacios, algo mal habremos hecho, o en todo caso, no tendrá que ver con aquello.

Podrá extrañar, podrá preferir, se sentirá o no más cómodo, pero no, ser un “inadaptado”.

Esta entrada fue publicada el blog. Agregá a favoritos el enlace permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.